sábado, 12 de junio de 2010

Deseos de un dios menor

Quiero todo lo que no me pertenece: Tu pan, tu vino, el temblor de tu alma cuando ella te mira, su olor, el calor de la arena, la angustia de una madre, el ultimo instante del vivo, la intensidad de los astros, el primer beso, el orgasmo, las drogas que hipnotizan al toro al entrar en la plaza, la fe del torero, el vacío de la nada, la fragilidad del cristal, la transparencia del agua, la sed del camello, la brisa en tu cara, la violencia del destino, la duda, el secreto, la rabia, la curiosidad del recién nacido, el sexto sentido, los muelles de tu sofá cama, el olor a cebolla, el gas, tus lágrimas, la moneda en tu bolsillo, el corazón del ciego, el segundero que no para, el olvido del elefante, tus aciertos, lo que sea que guardes en ese cajón, ella entre tus sabanas.

9 comentarios:

  1. Casi sincronizadas...andaba yo buceando por aqui y mira que sorpresa! siempre me haces sonreir. Si, grande y generoso tiene que ser el corazón para llenarse con poco.

    ResponderEliminar
  2. A veces lo que no tenemos parece maravilloso, y cuando por fin lo conseguimos nos damos cuenta de que, en el fondo, no era para tanto...

    Enhorabuena por el nuevo look del blog =)

    ResponderEliminar
  3. Me parecio maravilloso, cosas tan cotidianas y tan lejanas caben en un abrir y cerrar de parpados.
    Cordiales Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buen gusto tiene este dios menor, si señor.

    Un miau alegre ;)

    ResponderEliminar
  5. tendremos espacio para tantas cosas? :)

    ResponderEliminar
  6. Y ojalá las sigas queriendo cuando las tengas

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos los que os habeis lanzado a abrir la boca...no la cerreis todavía porque hay magdalenas de deseo recien hechas...cuidado golosos, que queman.

    ResponderEliminar