domingo, 26 de septiembre de 2010

-

Aveces duele demasiado y demasiado es... cuando el corazón parece aplastarte, cuando se te ahoga la voz, cuando la tristeza mas honda te ataca y se te clava hasta que abres la boca y un quejido sordo te dobla...¿creíste perder el alma en el viaje?...ERROR, está aquí, desangrándose con el resto del vacío.
Se cierra el telón y ni rastro de esperanza.

6 comentarios:

  1. Hermoso me encanta como escribes
    SALUDOS!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, :)...acercate a esta orilla cuando quieras, que parece que tus huellas seducen a este mar.

    ResponderEliminar
  3. Tanto dolor y al final, ni rastro de la esperanza.
    Terrible y hermoso.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  4. ...pero los ojos de Darío asomándose, dan alas hasta al más incrédulo.Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar