viernes, 13 de agosto de 2010

El equilibrista desorientado

El desamor, destierra, desencaja, desconcentra y descentra; desconecta, desdibuja, desmiente, desgasta, desperdicia latidos, desorienta, despierta el malhumor, descuenta momentos felices, desmitifica, despotrica, desarregla; descubre cuan frágil eres, destroza, destruye, desdobla realidades, desaprende, se desentiende de tus deseos; desoye, destempla; desconoce la dicha, desintegra, desespera, desmenuza el dolor y te va cortando con él, como si fueran trocitos de cristal en los que solo se refleja el otro, hasta...hasta desangrarte.


Necesito aire, aire rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario